martes, 17 de diciembre de 2013

Los 10 mejores discos de 2013 para Blue Monday


por Blue Monday (@BlueMonday1971)
del blog Kids Wanna Rock


Durante estos días, las listas de colaboradores y amigos que estamos recibiendo por Zeppelin Rock Sabbath están siendo cuantiosas y, más aún (diría), valiosas, dada su calidad. Es normal. Los masters del rock se dejan caer por aquí y dan brillo con sus gustos a este final de año. Si queréis acceder a ellas, han sido por ahora: King Piltrafilla, Don Críspulo, Isabel Metalera, Paco de la Torre, Rockología o la nuestra propia. Aún quedan algunas por llegar. En esta ocasión ha sido el compañero Blue Monday quien ha querido que sepamos de sus preferencias, y estos son sus 10 discos preferidos de 2013. Ved.


10. BEAUTIFUL CURSE – Quireboys

Pocas bandas hay en la actualidad tan honestas y llenas de energía y pasión como los Quireboys. Si a eso se le añade que con Beautiful Curse han dado absolutamente en el clavo, poco más se puede pedir. Los Quireboys parecen los encargados de mantener la tradición británica del rock de garito, y si lo hacen a este nivel el resultado es uno de los mejores álbumes del año. Ellos saben cómo convertir la sencillez en el mejor rock and roll. Ellos son el rock and roll y este disco debería colocarlos de una vez por todas en el lugar en el que merecen estar, en lo más alto.


9. LAST PATROL – Monster Magnet

Nada nuevo bajo el sol, pero Monster Magnet y más en concreto Dave Wyndorf tampoco se encuentran en la obligación de ofrecerlo. Muchos elementos satisfactorios en un álbum evocador y sólido, un de nuevo excelente trabajo de unos veteranos curtidos en mil batallas, esta vez una especie de conglomerado de toda la carrera de Wyndorf. Una vez más el genio no ha defraudado.


8. FURIOSITY – Monster Truck

Furiosity es el explosivo debut de una banda en principio sin pretensiones, cuyo sonido se llena de autenticidad y energía. Monster Truck podrían fácilmente haberse convertido en una de las muchas bandas nuevas de toque retro setentero y producción moderna, cayendo en los mismos errores que aquellos, pero afortunadamente todavía no lo han hecho. Furiosity es sin lugar a dudas una de las revelaciones de 2013. Si hay continuidad y la banda sigue en la misma línea, puede que estemos ante algo de proporciones aún mayores.


7. AFTERSHOCK – Motörhead

¿Pero Lemmy no se estaba muriendo? Pues no, probablemente estaba prolongando su pacto con el diablo por unos cuantos años más, porque Motörhead se acaban de marcar su mejor álbum de las últimas dos décadas. Se llama Aftershock y es un disco que encapsula a la perfección el sonido por excelencia del trío. Un trabajo emocionante y profundamente satisfactorio que muestra sin tapujos por qué Motörhead son una de las bandas más auténticas y honestas en esto del rock and roll.


6. PEACE – Vista Chino

Peace es un fabuloso trabajo que inevitablemente será comparado con Kyuss, algo lógico al ser Bjork, García y Oliveri parte fundamental del pasado de tan magna banda. Pero afortunadamente Vista Chino es un proyecto que se puede mantener por sí mismo dada la calidad de lo que ofrece, por supuesto con guiños y reminiscencias al origen, pero con una bien marcada personalidad stoner que se sustenta en la habilidad de su nuevo guitarrista, un auténtico descubrimiento, y en el poderío compositivo e interpretativo de Bjork y Garcia. Sin duda lo mejor que han sacado estos tipos desde que Kyuss cerrase el telón aquel 1995.


5. THE WILD FEATHERS – The Wild Feathers

Un álbum sorprendente, atractivo y absolutamente representativo de ese género que se dio en llamar americana. Los Wild Feathers por supuesto se han basado en sus ídolos y en la tradición de su música, y sus letras evidentemente no tienen la potencia de aquellas grandes composiciones, pero acaban de empezar, y con la suficiente dosis de madurez están destinados a ser una de las grandes bandas clásicas estadounidenses de los próximos años. Rock clásico americano fresco y evocador para tirar millas.


4. WROTE A SONG FOR EVERYONE – John Fogerty

Un álbum que en principio podría ser considerado como uno más de los prescindibles duetos recopilatorios, que sin embargo, en manos de John Fogerty, se convierte en un fabuloso ejercicio de imaginación y talento al servicio de unos temas que modifican respetuosamente los originales. Fogerty es una leyenda viva, una estrella icónica que en pocas ocasiones defrauda, y, efectivamente, vuelve a deleitarnos, esta vez de manera refrescante, con el añadido de dos excelentes nuevos temas.


3. 13 – Black Sabbath

Es 13 un magnífico trabajo que va a estar sin duda en el top tres de los discos facturados en este 2013. Un álbum que con toda seguridad no va a caer en el anonimato tras unas cuantas escuchas, porque refleja de manera clara y concisa la esencia de una de las bandas más importantes de la historia del rock, y lo hace en base a unas premisas fundamentales que Rick Rubin se ha encargado de recuperar y mantener. No sabemos si habrá continuidad, pero 13 es ya mucho más de lo que esperábamos.


2. EARTH BLUES – Spiritual Beggars

Sin temor a equivocaciones Earth Blues es uno de los mejores trabajos del año 2013. Un álbum que suena a aquello que nos gusta tamizado por la batidora personal y única de Amott y Wiberg, unos tipos de los que puede que dentro de treinta años se hable con el respeto que se debe tener a aquellos que contribuyeron a hacer grande el rock.


1. CONFESSIONS – Buckcherry

Un soberbio trabajo de Buckcherry, sin duda el mejor de los que ha facturado la banda desde su reformación en el año 2006. Los trallazos de hard rock marca de la casa, las letras habituales y la actitud y energía de siempre, pero esta vez con ese toque conceptual que sin duda alguna enriquece el álbum. Un disco indispensable para las almas ávidas del rock con pelotas.

©Blue Monday

1 comentario:

  1. Muy de acuerdo con tus comentarios, sobre todo en el merecido reconocimiento de una vez a los Quireboys. Selección muy roquera y británico-americana. A los Buckcherry calidad no les falta. Tomo nota de The Wild Feathers.

    ResponderEliminar