sábado, 13 de diciembre de 2014

Jerry Lee Lewis - Rock & Roll Time (2014): Crítica del disco Review

por Sergio Vargas
(@zarrabeita)



Señoras y señores él mito ochentón, apodado “The Killer”, el ilustre Mr Jerry Lee Lewis trae un nuevo disco bajo el brazo, juntando para la ocasión a unos invitados sobresalientes (Neil Young, Ron Wood, Keith Richards, Robbie Robertson…). Estos colaboradores estelares lo acompañan rindiéndole pleitesía, pero no le pisan el foco principal y menos se apoderan de su micrófono.


“El asesino”, como le llaman por su fuerte personalidad sobre el escenario, no necesita otro típico disco de duetos, donde se confunde el protagonismo de la persona sobre la que recae el tributo, y al final todo se convierte en una gran broma con poca calidad musical. Titulado Rock & Roll Time, es lo que todos esperamos: un bombazo de puro rocanrol sucio, mugriento, con una producción del magnifico Steve Bing junto a un superbatería como Jim Keltner de estilo jazz, de patrón simple y minuciosidad extraordinaria; de hecho ha tocado junto a los más grandes del mundo de la música (Beatles, Bob Dylan, Roy Orbison, Rolling Stones…).



El álbum es vibrante, rezuma una veteranía con clase y sus acompañantes cocinan junto a él, pero en la distancia, dejándole la parte principal del escenario para que desarrolle sus versiones de Bob Dylan, Johny Cash, Chuck Berry….Todo en un ambiente cálido con sabor a blues.

En la portada del disco se ve al maestro al lado derecho de la fachada de los famosos Sun Estudios de Memphis donde se dice se grabó la primera canción de rocanrol, situado a unos pocos minutos donde se produjo la grabación de este disco. Lewis dice: “Estuvo bien, me trajo a la memoria bonitos recuerdos, malos recuerdos, semirecuerdos". En dicha grabación, a cuentagotas, aparece algo de country que nos trae recuerdos de los numerosos discos con olor vaquero que grabó antaño.

Ante una obra como esta solo cabe hacer la ola, ponerlo al máximo volumen, saboreando un buen lingotazo del mejor bourbon que tengas en tu bodega para posteriormente asomarte al balcón donde los fuegos artificiales te deslumbrarán.

©Sergio Vargas

No hay comentarios:

Publicar un comentario