sábado, 2 de diciembre de 2017

L. A. Guns - Cocked & Loaded (1989): Crítica review


por TheOutlaw76 (@TheOutlaw76)
del blog THE OUTLAW





Es frecuente recordar a L. A. Guns únicamente por formar parte de unos seminales Guns 'N 'Roses o por el motivo de poseer la mitad del nombre de la famosa banda. No se tiene en cuenta que son una grandísima banda de hard rock cuyos tres primeros discos aúnan una colección de canciones que son de lo mejor del sleaze de finales de los 80s.


Es evidente que los constantes cambios de formación, ciertos discos olvidables y unos enfrentamientos legales que derivaron en tener a dos bandas de idéntico nombre girando al mismo tiempo, tampoco les ha ayudado mucho. Pero, a finales de los 80, LA Guns editaron tres trabajos indispensables que, lejos de quedar desfasados, suenan a día de hoy tan frescos y potentes como el primer día.




Con miembro de las primerísimas formaciones de Hollywood Rose, Girl o Faster Pussycat, LA Guns se formaron en 1988 con Tracii Guns a las guitarras y Phil Lewis a las voces como principales miembros fundadores. En aquella época LA Guns formaban parte de la escena Sleaze de Los Angeles, siendo una de las más destacadas del Sunset. Amantes de los excesos y las broncas, LA Guns destilan ese peligro callejero en todos y cada uno de sus temas (la letra de Showdown/Riot On Sunset, incluida en este disco, así lo atestigua).

Cocked & Loaded es el segundo disco tras su homónimo y brillante debut de 1988 y, al igual que ese primer disco, esta segunda entrega contiene una colección de verdaderos himnos hard rockeros.




Tras la discreta intro de Letting Go el riff de Slap In The Face, haciendo honor al título, te golpea en la cara abriendo fuego y dejando claro cuáles son las credenciales del grupo: guitarras potentes a la par que sucias, melodías pegadizas y un halo deliciosamente camorrero. La guitarra de Tracii echa humo a lo largo de todo el disco, con unos solos tan sucios como potentes e inspirados.

Con Never Enough llega el primer single del disco, un verdadero himno sleazy que arrasó en la MTV americana. Un tema que resume a la perfección el sonido de LA Guns: puro rock glam callejero, puro sleaze.

Malaria recuerda a los Aersomith setenteros más sucios y rockeros, como también lo hacen en temas como Give A Little o Rip & Tear.

The Ballad Of Jayne es la primera balada que encontramos. Una deliciosa canción, con reminiscencias a los Stones, que es todo un homenaje a la actriz Jayne Mansfield.




Magdalene abre la cara b con otro de esos estribillos imposibles de olvidar durante días. I'm Addcited es el único tema instrumental del disco, donde las guitarras cobran todo el protagonismo. Tracii Guns parece aquí poseído por el espíritu del mismísimo Hendrix, apoyado únicamente por una contundente base rítmica de bajo y batería. Tracii demuestra aquí más que nunca que es un verdadero virtuoso, no exento de feeling.

Wheels Of Fire cierra el disco tal y como había empezado: con un acelerado riff que huele a carretera, gasolina y rueda quemada.

El disco fue un gran éxito en aquellos años, llegando a alcanzar la certificación de oro. Además contó con colaboraciones de lujo como Robin Zander y Rick Nielsen de Cheap Trick.

De su indispensable triología este es, para mí, su mejor disco. Un álbum que mezcla la energía de unos primerizos Guns 'N' Roses con los himnos glam-metal callejeros de Mötley Crüe y salpicado del sonido setentero de los Aersomith y los Rolling Stones más salvajes.

Visita The Outlaw

No hay comentarios:

Publicar un comentario