domingo, 25 de marzo de 2012

Crippled Black Phoenix – (Makind) The Crafty Ape: crítica del disco (escúchalo)




Incapaz me siento de momento de emitir un juicio (justo) sobre este último trabajo de Crippled Black Phoenix, titulado (Makind) The Crafty Ape (algo traducible aproximadamente como ‘Makind, el mono mañoso’). Recordaréis que ese Vigilante I de 2010 se metió en mi lista de los mejores discos del año (el tema “Of A Lifetime" es magnífico), y no fui el único que lo consideró. El nuevo álbum es conceptual y progresivo: toda una historia contada por capítulos (3 en concreto), una historia en donde sumergirse, con un inicio muy Lynch (y su pizca de Sabbath) y una progresión que fluctúa entre acordes y bases muy Floyd a veces y mucha psicodelia en general, pero de una riqueza inmensa de imposible etiquetado. Veréis.


De más está decir que este grupo es raruno donde los haya: desde su nombre, al título de las canciones o al conjunto general de su obra. Es la segunda escucha y creo que ya estoy entrando (por fin, después de deambular con dudas ante las murallas de esta ciudad) en ese mundo que nos abre la puerta, una puerta llena de misterio, para que entremos en él: se trata de una invitación que crea suspicacias. En este sentido, lo emparento con ese Testimony 2 con el que Neil Morse (leer crítica) nos obsequió el pasado año: es un viaje a otra dimensión (¿interior?).

El disco comienza abriendo la boca como para engullirnos, o para absorbernos; se trata de una invitación a lo prohibido: todo lo misterioso tiene mucho de esta fruta. Y nos dejamos arrastrar hasta caer dentro. En este viaje en paracaídas trepidante, como un regreso a las fuentes de la vida, uno se va encontrando por el camino paisajes de lo más variopinto, estampas de naturaleza muy variada que completan un lienzo vanguardista y onírico. Un viaje en el que cabe el descanso, el sueño, pero también la vigilia, pues la cautela es necesaria para andar por estas sendas escabrosas, difíciles, fragosas, extrañas que nos propone CBP en este artefacto. Ambientes futuristas, eléctricos, mecánicos crean atmósferas tenebrosas (sí, decididamente, es un disco de atmósferas, de estados), aunque también blueseros, momentos más rock, de guitarra española, otros más sureños. En fin, como en la vida del Señor. Quería decir “como en la vida misma”. La diversidad es la dueña del conjunto.

Me conozco, y sé que al final me encantará este disco. Al principio asusta un poco (y puede aburrir a alguno), pero, una vez hecho a esta sucesión de cambios estacionarios sucesivos, uno se siente como en casa, y se deja llevar por la modorra al calor del brasero y, si hay que galopar, pues a la de tres. El conjunto es sinuoso, algo desenfocado a veces, ecléctico, libérrimo, orgánico, complejo, esquizofrénico, bipolar, psicodélico, experimental… Si hay algo que odian los Crippled es la rutina, lo monocorde, lo ya escuchado, lo previsible. Solo lo creacionista (avant la lettre) vale para ellos. Es algo siempre agradecido para mentes abiertas (que en cualquier caso, no se comen cualquier cosa). Hay partes en color y otras en blanco y negro. Ellos me entienden, tranquilos. 

[Abajo podéis escuchar el trabajo íntegramente. También está ya en Spotify].

No, aun no le puse nota.

Ángel Carrasco Sotos

CD 1:

Chapter I – A Thread
1. Nothing (We Are…)
2. The Heart Of Every Country
3. Get Down And Live With It
4. A Letter Concerning Dogheads
5. The Brain / Poznan

Chapter II – The Trap

6. Laying Traps
7. Born In A Hurricane
8. Release The Clowns
9. (What?)

CD 2:

Chapter III – The Blues Of Man

1. A Suggestion (Not A Very Nice One)
2. (Dig, Bury, Deny)
3. Operation Mincemeat
4. Faced With Complete Failure, Utter Defiance Is The Only Response

Escucha el disco:


Componentes:

- Justin Greaves: guitarras, batería, teclados, banjo y programación/efectos
- Karl Demata: guitarra
- Christian Heilmann: bajo
- Mark Furnevall: teclados y sintetizadores
- Mark Ophidian: teclados y sintetizadores
- Miriam Wolf: piano y voz
- Joe Volk: voz

Género: rock progresivo.

Grabado en 'The Chapel Studios' de Lincolnshire Wolds, Inglaterra, en diciembre de 2011
Producido por Justin Greaves, junto con Karl Demata. Grabado y mezclado por Ewan Davies.

11 comentarios:

  1. Aqui le tengo listo para que suene en mi equipo!
    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Dale 4 o 5 oportunidades, master.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Me pasa como a ti, que me siento incapaz de emitir un juicio de lo que acabo de escuchar. Lo de justo o injusto, me lo cayo porque por muy justa que quisiera ser... haría daño a algún fan. Los primeros segundos ¿son eructos?

    Saludos y me voy pá mi casa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, creo que son eructos de toro. Tas graciosilla, eh. Escúchalo, que seguro que al final te gusta.
      Saludos.

      Eliminar
  4. te admiro por ser capaz de hacer una reseña de este disco, es una puta joya o el mayor timo del mundo, segun te pille,y mira que solo le he dado dos escuchas, pero es como un viaje en acido, donde encontrarte con Alicia y conejos con chistera que venden drogas en puticlubs alquilados en colinas lejanas, un viaje alucinogeno, que segun el dia puede ser la mejor experiencia de tu vida o una bajada a los infiernos.

    uf, menudo tocho

    ResponderEliminar
  5. Estoy contigo: "es una puta joya o el mayor timo del mundo"; no podría expresarse mejor. Pasa como con el arte de vanguardia.
    Saludo.

    ResponderEliminar
  6. Lo tengo en carpenta de pendientes pero caerá a lo largo de la semana. Ya veremos...

    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Precisamente hace un par de días que me pasó Perem el enlace. Aún no he podido escucharlo, pero ya lo he metido en el mp4 y mañana voy pateando al curro mientras lo escucho :)
    Me flipan todos los trabajos de esta gente y después de leer tu reseña tengo las espectativas muy altas.

    Saludos, Ángel.

    ResponderEliminar
  8. Rockland: Ya nos contarás. Tu juicio ya sabes que vale mucho por aquí. Saludetes.

    Maribel: Espero que te guste. Tiene telita el disco, pero al final entra.
    Gustazo encontrarte por estos lares.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Creo que son fantásticos muchos de sus discos,dignos de escuchar
    TV

    ResponderEliminar
  10. Creo que es un grupo muy digno de escuchar,casi todo el material merece la pena

    ResponderEliminar