ZEPPELIN ROCK: SÍNKOPE - Por pensar le dio al hombre (2020): Critica review y disco completo

jueves, 2 de abril de 2020

SÍNKOPE - Por pensar le dio al hombre (2020): Critica review y disco completo


por Alberto Iniesta (@Radiorock70)
del blog Discos







No tienen el poder de convocatoria de sus paisanos Extremoduro, ni tampoco la fama de los Marea. No se separaron, como Platero y Tú, en su momento álgido de popularidad, ni tampoco se marchó su cantante para dar comienzo a un sólido proyecto en solitario, como sucedió con La Fuga. Después de tres décadas al pie del cañón, con los cambios de formación inevitables cuando el dinero no abunda, sus guitarras y letras continúan batiéndose en duelo por ver quiénes consiguen sonar más afiladas. Después de once discos de estudio, la respuesta sigue ubicada allí donde el viento se acuesta. Hablamos de Sínkope, claro, y de su último disco Por pensar le dio al hombre.





Vayamos al grano (limpio) desde ya: este Por Pensar Le Dio Al Hombre es, junto al Humo de Contrabando, Cuando No Te Pones Falda, Esta Noche se Merece Otra Ronda y El Parque de los Poetas, otro de los grandes discos de la banda. Habrá quien incluya también Y Evoluciona El Hombre, y no seré yo quien eche por tierra la idea. Las pruebas, señoría, son concluyentes: a poco que los medios acompañen (la trayectoria de los extremeños incluye varios discos grabados en unas condiciones donde la precariedad campaba a sus anchas), el resultado final vence y convence, algo que siempre es necesario reivindicar con bandas como los Sínkope, donde el reconocimiento no suele hacerle justicia a la calidad de la propuesta.






No Fluye Nada, con ese aire al Monkey Wrench de Foo Fighters, hace alusión a unas musas que nos vuelven a regalar otro momentazo descomunal en su alianza con la lírica de Vito Íñiguez, alma incombustible del grupo. Su estribillo no será coreado en estadios ni trending topic, pero inicios de este calibre dignifican el rock con mayúsculas. Esa mencionada lírica eriza la piel, oxímoron mediante, en La Alegre Tristeza, donde la historia de amor entre Soledad y la alegre Tristeza enfurece a sus padres doña religión y don militar. Pese a todo, Tristeza viste de colores su vestido gris. La canción homónima continúa la senda ecologista presente en su discografía en temas como Mirando Al Cielo, en un ejercicio de reflexión sobre si será o no será demasiado tarde el momento en el que nos paremos a pensar lo que estamos haciendo con el planeta. Cuestión de Tiempo vuelve a transitar por la senda optimista, invitando a aprovechar cada momento antes de “que venga la que no avisa a mecernos con sueño eterno”. ¿Qué te Has Creído, Macho? es otro de los temas que brillan con mayor intensidad por una temática que siempre es necesario reivindicar, donde el sol de la canción representa al hijo de puta del maltratador asqueroso de turno. Entre precioso e idílico lo de que sea una flor la que le advierta sobre que “por muy fuerte que seas, perderás más peleas. Que no será lo que tú digas ni será lo que tú quieras.” Más claro, agua.

Sin Ti No Hay Color es otra de las grandes canciones del disco, moviéndose en ese registro de mares amorosos donde tan bien ha demostrado navegar Vito en otros temas de su discografía, como Le Voy a Cobrar a tus Labios sus Miradas, pero aumentando lo afilado de su propuesta en esta ocasión. Aunque si hablamos de propuesta punzante sin miedo, cómo no mencionar esas guitarras de los solos finales de Verdaderos Mentirosos, donde culminan con el savoir-faire de los que respetan y veneran el rock and roll a partes iguales. Aquí concluye el disco como tal, pero los dos regalos en forma de bonus tracks que hacen con De Vuelta De Na y Vivo En Un País no es que sean simplemente buenos, es que se mantienen a la altura de los mejores momentos de un disco que no deja un solo respiro. De los que alimentan con sólidos argumentos en forma de canciones en llamas esa hoguera del rock and roll. Lo han vuelto a hacer, aunque no debería sorprenderle a naide a estas alturas: Sínkope son muy, muy grandes.

DISCO COMPLETO

3 comentarios:

  1. no son los rolling stones,ni tampoco la fama de KISS,no se separaron como Heroes del Silencio,en su momento álgido de popularidad, ni tampoco se marchó su cantante para dar comienzo a un sólido proyecto en solitario, como sucedió con Bunbury,después de tres décadas siguen siendo ........Extremoduro 2

    ResponderEliminar
  2. Ay qué bien, man, estaba asustado porque la última vez que me metí no estaba tu comentario. Ahora soy mucho más feliz, gracias de corazón

    ResponderEliminar