jueves, 31 de enero de 2019

Nuevo disco de 091 para este 2019: Comentarios al respecto y vídeo


por Alberto Iniesta (@Radiorock70)
del blog Discos



091: ESTE SIGUE SIENDO SU TIEMPO

Cuando Todo lo que vendrá después, hasta la fecha el último LP de los 091, ultimaba los preparativos para la celebración de sus bodas de plata, otro acontecimiento con mayúsculas sacude el panorama nacional actual con inmejorables noticias: para otoño de este año tendremos un disco nuevo del grupo, suceso que sabe incluso más y mejor que la noticia de su vuelta a los escenarios de hace solo tres años, culminada a lo grande con un disco en vivo para el recuerdo: Maniobra de resurrección.

Tener a una banda como 091 en su hábitat natural, sobre los escenarios y encima presentando nuevas canciones, es una de esas noticias que engrandecen el nivel cultural de un país. Más allá de que todavía el disco no ha salido, por lo tanto, no podemos entrar en debates sobre si la flecha del sonido apuntará hacia la diana de Fuego en mi oficina o Cuando pierdo el equilibrio, o si el rumbo del barco virará hacia aguas más tranquilas del estilo de La noche que la luna salió tarde o La canción del espantapájaros, hay argumentos sólidos para confiar en un disco grande. Expongo las pruebas a continuación, su señoría.

La primera de ellas, y la más reciente, la pudimos escuchar el pasado año con ese tremendo disco de José Antonio García, eterna voz de los Cero, volviendo a confirmar ese espléndido estado de forma que demostró a lo largo de la mencionada gira de 2016 que se marcaron. Más de medio año después, la sensación continúa aferrada a una misma idea: a nivel exclusivamente musical, pocos pueden competir con discos como ese. Suele suceder cuando las canciones obtienen el protagonismo merecido.

La segunda, y concluyente como pocas, la escuchamos en 2017 de la mano del último disco de uno de los compositores esenciales de este país, que tiene nombre y apellidos: José Ignacio Lapido. Tanto al frente de los 091 como en su carrera en solitario ha demostrado, a base de discos y canciones que ponen en duda la inexistencia de la magia, que hay muy pocos músicos que le tosan cuando se pone manos a la obra de lo que mejor sabe hacer.

Octubre, en principio, será la fecha para escuchar el nuevo disco. Aunque a estas alturas pedir otro Tormentas imaginarias probablemente sea demasiado, solamente con llevar su firma será la música la que salga ganando. Porque con canciones del nivel al que nos tienen acostumbrados y las que están en camino, hay una cosa que está clara: son parte esencial de los 80 y 90, pero este sigue siendo su tiempo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario