lunes, 3 de diciembre de 2018

UFO - The Wild, The Willing & The Innocent (1981): Crítica review



por TheOutlaw76 (@TheOutlaw76)
del blog THE OUTLAW



El grupo UFO iniciaba la década de los 80 con la fuga de uno de los estandartes del grupo: Michael Schenker abandonó al grupo dejándolos colgados en la parte final del Obsession Tour. Paul Chapman, que ya había colaborado con ellos en fechas pasadas como guitarra de apoyo en directo, completó las fechas que quedaban del tour americano y acabó substituyendo al genio alemán.




The Wild, The Willing & The Innocent fue el segundo disco editado con Chapman a las guitarras. Un disco repleto de nuevos clásicos que podían mirar de tú a tú a los himnos de su impecable discografía.
The Wild, The Willing & The Innocent fue el primer disco auto-producido por la propia banda y, la verdad, es que no lo hicieron nada mal. La enigmática portada corría de nuevo a cargo de Hypgnosis y, al parecer, sufrió de cierta controversia en su día. Otra de las novedades que ofrecía The Wild, The Willing & The Innocent respecto al anterior No Place To Run (1980) era la incorporación del brillante Neil Carter a los teclados, saxo y coros.

Lonely Heart es uno de los temas en los que Carter brilla especialmente, sobre todo por ese sensual saxo que encaja de maravilla entre la mágica voz de Phil Mogg y la enérgica guitarra de Chapman.




Champan demostró aquí que nadie es imprescindible, ni tan siquiera el genial Schenker. Es cierto que no aportó nada nuevo al sonido general del grupo, ya que su sonido era una mezcla entre Schenker, Gary Moore y las twin guitars de Thin Lizzy pero le dio el empuje y la fuerza necesaria a la banda para subsistir durante buena parte de los 80s.

El trabajo de Chapman a las seis cuerdas en este disco es encomiable. Solo hace falta escuchar los punteos de Killing Me o el torrente de solos en Makin' Moves para darnos cuenta de que no echaremos de menos a Michael Schenker a lo largo de todo el trabajo. Chains Chains, Lone Gone, Couldn't Get It Right...cualquier tema que escojas de este disco es 100% UFO, con esa voz tan característica de Mogg y esas exquisitas melodías vocales que hacen de UFO un grupo único.




La guinda la pone la última canción del disco, Profession Of Violence, uno de mis temas preferidos de UFO de entre toda su discografía, que ya es decir. Uno de esos temas que, en cuanto suenan, he de dejar lo que esté haciendo en ese momento y dedicarle toda mi atención. Imposible no emocionarse ante ese in crescendo que desemboca en un espectacular solo lleno de feeling arropado por los sutiles teclado de Carter. Y la bella voz de Mogg...magia, pura magia.

Tras este brillante disco, sin duda su mejor entrega en los 80s, la carrera de UFO se fue diluyendo poco a poco con discos poco inspirados (pero con muchos temas aprovechables, qué estamos hablando de UFO!!) y con demasiados cambios y salidas de sus integrantes.

Así que, si decidís escuchar un solo disco de los 80s facturado por UFO, ha de ser The Wild, The Willing & The Innocent cuya única pega es que es demasiado corto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario