martes, 28 de marzo de 2017

Tesla - The Great Radio Controversy (1989): Crítica review



por TheOutlaw76 (@TheOutlaw76)
del blog THE OUTLAW





Habían pasado tres años desde el anterior, su opera prima, el Mechanical Resonance (1986) y Tesla editaban su segundo trabajo. Y si en el primer disco ya apuntaban buenas maneras es en este The Great Radio Controversy donde acaban de confirmar, y con creces, que eran una banda muy sólida y que podían mirar de tú a tú a los grandes grupos de Hard Rock del momento. No en vano Jeff Keith, el frontman de Tesla, siempre ha dejado bien claro que este segundo disco es su preferido.




Los artworks de portada de los álbumes de Tesla, en general, siempre me han parecido exquisitas. En este caso es una foto vintage de un niño operando una vieja radio. El título del disco hace referencia a la controversia que hubo con la patente de la invención del aparato de radio. Ya sabéis, unos dicen que fue Marconi mientras que otros aseguran que fue Nikola Tesla. Que poco podían imaginarse Nikola Tesla y Marconi que sus litigios por las patentes servirían, muchos años después, de inspiración a cinco jóvenes con ansias de hard rock.

Todos los grupos con una cierta trayectoria tienen algún momento álgido en su carrera. En el caso de Tesla no hay duda de que sus tres primeros discos son los mejores y es, para mí, en este The Great Radio Controversy donde encontramos a los Tesla más inspirados. Se trata de un disco perfecto, sin fisuras y donde no sobra absolutamente nada. Unos Tesla en su pico de creatividad. Un álbum mucho más trabajado que su debut y con unos Tesla más maduros como músicos.

Este fue mi primer contacto con ellos. No había oído ninguna de sus canciones pero encontré este vinilo de oferta (benditos Discos Balada del Carrer Pelai de Barcelona!!) y no creo que haya mejor manera de adentrarse en el universo Tesla que con este disco.




Hang Tough abre el disco de manera inmejorable con un riff pesado, denso y con unas maravillosas dobles guitarras a lo Thin Lizzy.

Siguen con Lady Luck con un estribillo y unos coros deliciosamente 80s. De nuevo, el trabajo de Tommy Skeoch y Frank Hannon a las guitarras es inspiradísimo, como a lo largo de todo el disco, aportando sutiles arreglos de guitarra a cada uno de los temas.

La guitarra slide de Frank Hannon sirve de introducción, junto a la peculiar voz de Jeff, para No Way Out, otro tema con un gran estribillo, idóneo para ser coreado en directo.

Yesterdaze Gone es el tema más rápido del disco, con unos solos de vértigo donde todos los músicos destacan notablemente. La base rítmica formada por Troy Luccketta a la batería y Brian Wheat al bajo es infalible.

Uno de mis temas preferidos, que creo que nunca tocaron en directo, es Flight To Nowhere, con un potente riff tras la introducción acústica de Frank.

Todo el disco es un conjunto de poderosas canciones, verdaderos himnos destinados a ser coreados en grandes estadios: Heaven's Trail (No Way Out), The Way It Is, Makin' Magic, la emotiva Paradise... realmente difícil destacar algún tema por encima de otro, pero si una canción brilla por derecho propio esa es Love Song, una melancólica power balad que les acabó de abrir las puertas de la MTV americana. Un tema precioso, que se abre con una guitarra acústica de aire barroco, con mucho sentimiento y con uno de los mejores solos de Frank Hannon. Love Song es siempre uno de los momentos más intensos de sus conciertos, y no es para menos.




Tesla consiguieron darle un aire fresco a toda aquella escena glam-rock tan saturada a finales de los 80s donde fueron injustamente encasillados como una hair-band más. Nada más lejos de la realidad. Los suyo era mucho más que eso, ellos bebían de bandas como UFO, Aerosmith y del blues. Solo hace falta fijarse en la camiseta de Y&T que luce Troy Luccketta en la contraportada del disco.

Con este disco podían competir sin rubor con las grandes bandas del momento como Cinderella, Bon Jovi, Skid Row o Guns'N'Roses. Tesla siempre han quedado un tanto relegados a un injusto segundo plano, pero todos aquellos amantes del buen hard rock que los hemos escuchado, nunca más nos hemos podido desenganchar de ellos.

Visita The Outlaw

No hay comentarios:

Publicar un comentario