lunes, 21 de noviembre de 2016

Delain - Moonbathers (2016): Crítica del disco review



Alfonso Díaz (del blog Rockeando)



Parece que con su quinto largo Moonbathers, los holandeses Delain están dispuestos a asestar el golpe definitivo a una carrera que justamente ahora cumple su primera década de andadura. Para ello nos presentan su trabajo más maduro, completo y ambicioso hasta la fecha, constatando que la banda que creara el teclista Martijn Westerholt tras su paso por Within Temptation no ha hecho más que consolidarse y ganar adeptos gracias a incluir en su propuesta nuevos elementos y matices, algo que ha acabado dotando al sonido del sexteto de una pegada, amplitud y potencia verdaderamente encomiables. Pero no es únicamente el aspecto sonoro el que nos aporta novedades en esta quinta entrega de la formación liderada por la vocalista Charlotte Wessels, ya que este “Moonbathers” representa el estreno de su nueva guitarrista Merel Bechtold y del batería Ruben Israël. Mientras que para la masterización del álbum el combo holandés ha contado con los servicios de Ted Jensen, que ha trabajado para artistas tan dispares como Billy Joel, Green Day, Norah Jones, Evanescence o Alice In Chains.




Toda la grandilocuencia y la amplitud de miras que han querido plasmar los holandeses en su nueva obra quedara patente desde el mismo arranque con “Hands Of Gold”, que mezcla a la perfección la elegancia melódica de los registros de Charlotte, la majestuosidad de unos teclados protagonistas y esa faceta más oscura y devastadora que vendrá de manos de una invitada de excepción, la vocalista de Arch Enemy, Alissa White-Gluz, quien ya colaborara con ellos en “The Tragedy Of The Commons”. Algo más habitual en su sonoridad clásica nos encontramos con “The Glory And The Scum”, que ira creciendo progresivamente en intensidad hasta que los guturales del bajista Otto Schimmelpenninck se acaben fundiendo con los estribillos de registros liricos de Charlotte.




Debo admitir que me han sorprendido muy positivamente la orientación más vanguardista que los holandeses proponen en temas como “Suckerpunch”, en la que parecen tomar distancia de su habitual zona de confort para dejar que los teclados, la sección rítmica y los arreglos corales se conviertan en los auténticos protagonistas de una composición atmosférica y pegadiza. Pero pese a todos estos contrastes que nadie piense que Delain han perdido el sello y la personalidad que se han fraguado a lo largo de esta ultima década, y la mejor prueba es la deliciosa “The Hurricane”, en la que bajaran el nivel de revoluciones para dejar que sea Charlotte quien despliegue todas sus habilidades como solista para completar una brillante interpretación.




No abandonaran las ambientaciones mas intimistas y delicadas para la sentimental balada “Chrysalis- The Last Breath”, conducida por los teclados de Martijn, una base electrónica y la sutileza de unos arreglos de cuerda que serán los encargados de envolver las voces corales que respaldaran las dramáticas estrofas que nos propone Charlotte. El dinamismo melódico y la contundencia de las guitarras retornara de manos de la adictiva “Fire With Fire”, un trallazo directo que se vera potenciado a su máxima expresión gracias a la pegada de su fulgurante estribillo junto a esa orientación netamente roquera que la convertirá en una de las imprescindibles en el repertorio de su próxima gira.




Más rotunda y machacona, aunque igualmente metalera, suena “Pendulum”, con una orientación bastante más oscura en el arranque y en la que vuelven a recurrir a su vertiente más tradicional, dando cabida a unas guitarras más potentes junto a unos coros rotundos y una rítmica más solida y empastada. Pero sin duda si hay un tema que denota que los holandeses no se cierran ninguna puerta de cara al futuro ese es “Danse Macabre”, un hibrido en el que se alternaran sus atrayentes melodías vocales, intrincados desarrollos a cargo de los teclados y algunos guiños a sonoridades más vanguardistas y electrónicas. Ese toque electrónico quedara también plasmado en una sorpresiva versión del clásico de Queen “Scandal”, que les ha quedado particularmente bien.




Quizás entre tanto contraste y tesituras de lo más dispares muchos podrían pensar que los grandes damnificados de esta quinta entrega de Delain han sido la pareja de hachas que ahora conforman Timo Somers y Merel Bechtod, así que encarando la recta final del plástico nos encontramos con “Turn The Lights Out” en el que las guitarras se encargaran de dar la replica a los teclados para ratificar que los holandeses no renuncian a sus raíces metaleras. El capitulo final de “Moonbathers” estará reservado para “The Monarch”, que pasa por ser el tema más épico de todo el disco, haciéndonos transitar desde la candidez inicial a la crudeza metalera que nos acabara abocando en el remanso de paz que transmite Charlotte.

Para los que hemos venido siguiendo la trayectoria de Delain durante los últimos años resulta evidente que la banda no esta por la labor de estancarse y repetirse una y otra vez. Pero como suele pasar en muchas ocasiones, ahora habrá que ver si sus seguidores son capaces de asimilar y comprender la evolución que Martijn Westerholt han querido plasmar en “Moonbathers”. Personalmente, creo que la banda ha dado un paso en la dirección apropiada, distanciándose de las etiquetas y demostrando que tienen clase y personalidad suficientes para seguir creciendo a base de buenas ideas y originalidad.



DISCOGRAFICA: Napalm Records
Lista de Temas

01. Hands Of Gold
02. The Glory And The Scum
03. Suckerpunch
04. The Hurricane
05. Chrysalis - The Last Breath
06. Fire With Fire
07. Pendulum
08. Danse Macabre
09. Scandal
10. Turn the Lights Out
11. The Monarch






Visita el blog Rockeando

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada