miércoles, 10 de diciembre de 2014

Matt Ellis - The Greatest Escape (2014): Crítica del disco Review



por Addison de Witt (@Addisondewitt70)




Típica historia de chico de familia bien, de barrio residencial, en este caso nacido en Australia, en Sydney mas exactamente, padre que por culpa o gracias a, depende, se ve obligado a llevar a su familia de una ciudad a otra para hacer más grande y onerosa su actividad profesional, llegando en la adolescencia a forzar a vivir al chico en Melbourne, en Nueva Zelanda o en Hong-Kong entre otros exóticos destinos.


Ignoro, yo que de Bilbao no me he movido, si esto es algo positivo o no, pero la multiculturalidad adquirida por fuerza tiene que dejar poso en retinas y cerebros, poso de cosas vistas y experiencias vividas, costumbres examinadas y lecturas sociales ojeadas al menos.

El caso es que un joven Matt Ellis termina viéndose influenciado por el punk, lo que le lleva, en 1995 a crear y capitanear una banda denominada Sedwick Pie que practicaba el británico género de la contracultura.

Esto dura dos discos y algo mas de cuatro años, pues su vuelo en solitario da comienzo en 2000 con un disco titulado: "Peel", disco de texturas country-folk que para nada era predecible en un artista con un pasado punk como era el caso del australiano.




Pero el disco gustó, gano diversos premios en su Australia natal y le colocó en la parrilla de radios y TV, y eso a pesar de ser prohibido el vídeo promocional del tema "Peel" tras las protestas de muchos televidentes, indignados tras ver a Ellis conduciendo su coche con los ojos vendados, incitación a la conducción temeraria se alegó para prohibir el clip y hacer un poco de promoción extra al disco, que obtuvo un éxito considerable.

Con su segundo disco: "Matt Ellis" (2004) bajo el brazo sale de su país y se embarca en una gira americana que le hace pasar prácticamente el año 2005 entero en el nuevo continente. Decide quedarse en L.A. en 2006 y allí graba su tercer trabajo: "Tell The People", su fama ha cuajado en USA y en dicho album colaboran entre otros; Norah Jones, Emmylou Harris, Nels Cline o Bright Eyes.

Desde entonces desarrolla una carrera tranquila, con incursiones en labores de productor y la grabación en el presente año de esta nueva colección de canciones que se agrupan bajo el título de The Greatest Escape.

Historia tópica y típica de joven que llega a un status artístico que parece ser el deseado por él, y publicando trabajos concebidos en silencio y que permanecen en la sombra mediática, pues hoy vamos ha echar un poco de luz a esa sombra para conocer un poco este "The Greatest Escape".

Producido por el propio Ellis y con colaboraciones de Nick Luca, Naim Amor en la briosa y de aroma country: "I Know the Killer" o la esposa de Matt: Vavine Tahapehi, con la que nos deleita con sendos dúos en la excelente balada: "Seven Years at Sea", folk de hermosa melodía ambientado por aulladoras steels y la mas desnuda pero también bonita: "In Only Takes a Little".

Y es que estas son las credenciales que presenta este disco, acústicas dotando de un aire folk a las composiciones que miran a un country ligero y discreto que se manifiesta en algunas steels guitars y algún ataque eléctrico en las guitarras, mimo en la construcción de las melodías y lirismo en letras, cuidado en detalles sin grandes aspavientos produccionales. En resumen, un coherente trabajo de fácil escucha y agradable digestión acústica que deleita por la belleza de los cortes y la suavidad sónica de textura folk y aderezos country que preside a estos, buena prestación vocal de Ellis que posee una bonita voz aunque no muy grande.



Desde el sensacional inicio, que además es el primer single: "On The Horizon" nos pone las cartas boca arriba, "Different Man" viene mas cargada de rock, de electricidad y ronquera en las guitarras sin perder el dulzor melódico.

Unas románticas steels dan un toque de ensoñación a la preciosa "Greatest Escape", que pierde mojigatería gracias a unas furiosas guitarras, un gran tema de folk-rock, cálido y crepuscular.

Tema desnudo, expuesta la emoción a ras de acústica y sencillo pero acogedor estribillo en la optimista: "Setting Sun", optimismo que se viste de luz y ritmo en la breve: "Don't Mind Losing".

"Greyhoound 89" y "Texas Sky" son dos temas mas recogidos, oscuros y bucólicos, aquí las steels lloran en lugar de reír y el cielo de Texas se intuye gris y amenazante, temas mucho mas dramáticos pero francamente excelentes.

La cara B del primer single es la bonita: "Thank You Los Angeles", un bonito folk en el que Ellis homenajea a la ciudad que le adopto en 2005 y le agradece la hospitalidad recibida.

"A'int No One Winning" cierra este excelente trabajo emulando a los viejos songwriters que cantaban al volante de sus camionetas mientras mascaban tabaco bajo el cielo sacudido por la brisa, suntuosidad en las steels que son las auténticas protagonistas del disco, siempre marcando el carácter o el sentimiento de cada tema.

Me gusta y mucho este disco, no aporta novedades pero si buenos temas, cuidado sonido, auténtico y elegante, de evidencias folk y country sin separarse el rock y el pop, calidad y calidez, una pena que no haya llegado antes.

Matt Ellis es un muy interesante artista que hoy, a sus 41 años ha alcanzado una madurez que creo apropiada para que nos regale, al regazo de la misma, interesantes discos en los próximos años como este fenomenal: "The Greatest Escape".

©Addison de Witt

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada